1056

ARTESANIA VALDOSTANA

 

 

El Valle de Aosta, situado al norte de Italia en los Alpes Occidentales, limita con los países vecinos de Francia y Suiza y alberga las cumbres más altas de Europa: el Gran Paradiso (4061 m), el Mont Blanc (4810 m), el Cervino (4478 m) y el Monte Rosa (4638 m), lo que provoca un clima muy severo en invierno con un paisaje típicamente alpino.  Es la región menos poblada, menos extensa y menos densamente poblada del país.

Los orígenes de la artesanía del Valle de Aosta están en la necesidad, vital para la población alpina, de producir herramientas útiles para el trabajo y el hogar. Maneras personales de trabajar la madera en sus diversas formas, desde la creación de muebles  hasta el torneado y la escultura, son tradiciones que se transmiten por generaciones y tienen su lugar de encuentro en la Feria de Santo Orso  que a finales de enero de cada año, reúne a todos los artesanos del valle. La artesanía en madera sigue siendo la más practicada, con la elaboración de objetos de todo tipo, azucareras, jarras, esculturas…,utilizando para su confección maderas nobles como el nogal, el arce o la caoba. De todos ellos los más característicos y emblemáticos en esta zona de los alpes son sin duda la Grolla y la Copa de la amistad.

La grolla

La grolla es el objeto más conocido de la artesanía del Valle d’Aosta.

Es un cáliz de vino con tapa, labrado en un bloque de madera noble. El fondo de la copa está rodeado por una franja anular que genera una cavidad y facilita así la sujeción y la apertura.

Una vez salida del torno, serán las hábiles manos del artesano las que la elaboren y decoren. Terminados los entalles, se sumerge en vino hirviendo. Esta operación aumenta su valor y calidad, preparándola para el uso.

 

 

El origen de la grolla es religioso y festivo a la vez: de cáliz paleo cristiano —el graal legendario— a copa campesina, utilizada sólo para las ocasiones más especiales.

 

La copa de la amistad

Derivada de la grolla, pero más baja y convexa, con varios orificios para poder beber su contenido y generalmente con la tapa esculpida. Se usaba para el vino, pero sobre todo para el «café a la valdostana»

Su receta original prevalece aún hoy día en el valle:

 

Ingredientes (para 4 personas)

  • 4 tacitas de café
  • 2 tacitas de grapa de Valle d’Aosta (orujo local)
  • 8 cucharaditas de azúcar
  • corteza de limón
  • corteza de naranja

 

 

Cómo se prepara

Preparar el café (mejor por infusión y no expreso) y verterlo todavía muy caliente en la «copa de la amistad.»

Añadir  las cortezas de naranja y de limón.

Bañar el borde de la copa con el orujo y echarle encima una parte del azúcar; verter el resto del azúcar en el café. Pegar fuego al líquido y, al remover con una cuchara, dejar que arda hasta que el azúcar del borde se acaramele.

Cómo se bebe

Los invitados beberán, una vez apagada la llama con la tapa, “à la ronde” (uno tras otro en sentido contrario al de las agujas del reloj), cada uno por un orificio distinto de la copa y sin apoyar la copa en la mesa.

La creatividad de cada pueblo transforma la fantasía en objetos e imágenes dignos de admirar, acariciar y utilizar…

Desde este blog queremos rendir un pequeño homenaje a esos artesanos anónimos que con trabajo y dedicación conservan la tradición de sus antepasados e identifican con sus obras a todo un pueblo, el “ valdostano”

Invitamos a pasar por nuestro local a quien sienta curiosidad de ver esas creaciones, pues tenemos la satisfacción de disponer de algunas de ellas que con sumo gusto mostraremos y ¿porqué no preparar un buen “café a la valdostana “?.